7 RAZONES PARA SER FELIZ


Vivimos el día a día sumidos en una dicotomía de emociones: felicidad-tristeza; amor-odio; risa-llanto; ira-calma; miedo-valentía… y así, cada estado emocional  tiene su contrario, su pareja. 

 
Nosotros tenemos el poder de escoger que emoción queremos que se manifieste en cada momento de nuestra vida,  independientemente de los hechos que ocurran, y todas estas emociones son necesarias para vivir, cada una de ellas ocupa su lugar y tiene su hueco en nuestro mundo interno.
 
Por ejemplo, no podemos vivir felices si no hemos experimentado la tristeza. El estado de euforia o de felicidad no puede ser eterno, también necesitamos momentos de introspección y búsqueda interior para saber quienes somos y hacia donde nos dirigimos. Es esto lo que nos aporta la tristeza, un lugar en el que podamos pensar, meditar y dirigir nuestra vida hacia el sendero que consideremos necesario.

 
En la película “Del revés”, la alegría se encarga de mantener a Riley con optimismo, con energía y felicidad. La tristeza aparece como una emoción negativa, es el personaje que más molesta al resto, pero finalmente se demuestra que es una de las emociones más importantes, porque nos permite pensar en nosotros mismos, reflexionar y plantear soluciones. 
 
Pero este post que aquí escribo hoy trata sobre la emoción de la felicidad, ya se que os debo uno sobre la tristeza, pero hoy hace un día radiante, soleado, me siento feliz y por eso quiero dar las razones por las que me siento feliz. 

Comienzo de uno en uno:

La familia, el amor y los amigos: Ellos son mi creencia, mi esencia, mis pilares básicos de la vida. Sacan lo mejor de mi y me hacen feliz porque comparto momentos muy especiales junto a ellos y siempre lo hago con plenitud, sintiendo que soy yo misma. 

Las risas. Tener risas con gente que te acompaña o contigo misma, mientras ves una película, lees un libro, o presencias alguna escena en la calle. Esas risas que a veces son a carcajadas y otras solo una sonrisa. Reír y sonreír me hacen feliz, me elevan al estado de euforia que hacen que se vean las cosas con una perspectiva muy divertida. 

Los besos y los abrazos. Siempre me hacen feliz. Logran que me sienta viva, que sienta el roce de otra persona, noto amor, amistad. Me siento segura cuándo hay besos y abrazos que me rodean. Me siento viva, alegre, humana.

La música. No hay nada mejor que una canción que te haga mover todo el cuerpo bajo su armoniosa melodía. La música eleva el alma, ennoblece a las fieras. La música es una gran razón para ser feliz…aquí encuentras tantas bonitas historias, que es difícil no sentirse viva.


 Así que ya sabéis…..

Poned música y bailad, y si podeis hacerlo abrazando a alguien, no dudéis que eso os dejará un momento de felicidad sin precedentes.