ALEGATO 2: TEN PRESENTE LOS MALOS MOMENTOS VIVIDOS PARA APRECIAR LOS BUENOS

“A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante.”                                                  (Oscar Wilde)

Hoy volvemos a tener un post invitado de mi amiga Mª Ángeles, la misma que colaboró con el post de Alegato 1: La Escucha activa

Le prometí que le publicaría sus ALEGATOS, como ella los llama y ahí van. Me gusta porque son experiencias reales vividas, no teorías ni hipótesis, sino experiencias reales sentidas por una persona.

Le agradezco que me los deje publicar y compartir con vosotros, porque sus palabras están llenas de una experiencia basada en la sabiduría  del sufrimiento, que ha sido aprendida con tinta de amor.

Aquí va su Defensa de la vida, vivir el presente y ser feliz después de haber pasados malos momentos, una recompensa que te hace feliz doblemente.

A veces el tiempo nos juega malas pasadas y olvidamos aquello que nos hizo daño, quedando a pasar en un segundo plano en nuestro presente.

No llegamos a apreciar lo que verdaderamente importa de la vida. Volvemos a fijarnos en idioteces, os pongo como ejemplo: “he engordado dos quilos” cuando hace unos años cuando todo estaba mal, no te importaba si estabas gorda o si no te cabía un pantalón , sólo querías que pasara esa mala racha que estabas viviendo.

Estamos rodeados de muchas gilipolleces, esas que a veces nos hacen la vida más liviana pero que no dejan de ser meras tonterías y yo me incluyo como la que más.

La vida está llena de momentos y a mí me gusta coleccionar momentos, me gusta mirar atrás y ver que soy afortunada, y que hago cosas que me gustan, que estoy con gente que me da la vida y que volvería a pasar por cada uno de mis momentos porque son parte de mí y es lo que soy ahora.

Tenemos que aprender, y el aprendizaje es lento pero hay que conseguir ser felices porque no hay segundas vidas.

¡¡ Hay sólo una y es tuya, y tú decides cómo vivirla.!!