LA ESENCIA DE LA PENA

¡¡¡Ay pena, penita, pena!!!! La esencia de la pena, tristeza, melancolía, emociones que a nadie nos gusta experimentar. Muchas veces nuestro corazón experimenta lo que nuestra mente no quiere reconocer.

Al sentir pena por uno mismo o por alguien, experimentamos unas sensaciones internas similares al dolor o la depresión, por eso es muy importante identificar que diferencias hay entre ellas y quitar el atributo negativo que le damos a la pena, porque aunque no lo creas, también cumple su función.

Lola Flores nos describe en su copla el significado de LA PENA.

Una gran tristeza me mantiene cabizbaja y sin empuje para levantarme del sofá, me faltan pañuelos de papel para limpiar mis lágrimas como si de una plañidera se tratara.

¿ES NECESARIA ESTA EMOCIÓN? 

Siempre nos han enseñado que la tristeza es una emoción negativa, fea y oscura, por lo tanto, es un sentimiento que hay que eliminar, disfrazar, esconder y no visualizar, porque nos causa dolor y hace que nos relacionemos peor con los demás.

Pero es precisamente ahí donde reside  la sabiduría de la tristeza. Nos hace estar en contacto con nuestro Yo interior, con el mundo interno del que queremos alejarnos.

Gracias a ésta emoción, podemos conocer nuestros sentimientos, dolores, pensamientos, sensaciones…nos permite hacerlos conscientes, y es a partir de ese momento cuando podemos empezar a aceptar o cambiar aquello que no nos gusta.

Este es el momento de quitarnos la máscara para saber todo aquello que nuestro interior esconde y nos indica que algo no va bien.

 

 

 

Piensa por un momento. ¿Por qué no te gusta que te vean triste?

Vivimos en una sociedad en la nos han enseñado a no demostrar nuestras debilidades para que nadie nos haga daño: “no llores, no estés triste, eso te lo guardas para ti….”

Frases como: “Más vale vivir de envidia que no de pena”, hacen que escondamos dentro de nosotros esa emoción y disfracemos con máscaras externas nuestros más íntimos sentimientos, llegando a ignorarlos incluso para nosotros mismos.

La influencia de las redes sociales y las nuevas tecnologías, nos muestran las bondades que la vida hace en las personas, las alegrías, los buenos momentos, rodeados de amigos, de familiares, divirtiéndose, riendo, viajando…..y mientras tanto, yo aquí, tirada en mi sofá con el ordenador o el móvil viendo como todo el mundo se lo pasa en grande.

NO CONFUNDIR TRISTEZA CON DEPRESIÓN O CON DESESPERANZA

La diferencia principal es que la Depresión causa tristeza profunda y angustia excesiva, durante al menos 2 meses seguidos, provocando deterioro social, laboral o de otras áreas de interés para el individuo.

La tristeza por el contrario es una reacción a alguna circunstancia o momento concreto que ocurre en la vida de las personas, como por ejemplo la situación de duelo, pérdida de trabajo, estados hormonales, separación de la pareja, nido vacío cuando los  hijos se marchan..

LA DESESPERANZA es un antiguo sentimiento que nos quita la respiración. Podrás acceder a este enlace y averiguar algo más sobre ella.

¿NOTAS ALGUNA DE LAS SIGUIENTES SENSACIONES?

  • Me duele la cabeza
  • No puedo descansar bien. Tengo insomnio
  • Estoy de mal humor
  • Tengo muchas ganas de llorar
  • Me falta energía, me aburro bastante
  • Todo me sale mal
  • Los demás son mucho más felices que yo
  • Tengo desesperación y angustia.

Si sientes alguno de estos estados, quiere decir que estás conviviendo con la emoción de la TRISTEZA

¿Y PARA QUE ME SIRVE A MI ESTAR TRISTE?

Esa respuesta no la encontrarás en ti mismo mientras experimentes alguno de los estados que hemos descrito anteriormente, pero si alguien te hiciera esa pregunta, un amigo, familiar….¿qué le responderías?

Mientras te das cuenta de ello, te digo que en situaciones adversas, la Tristeza es necesaria para producir un reajuste personal y encontrar la paz que nuestro cuerpo y mente necesitan.

Por ejemplo, cuando muere un ser querido, nuestro estado anímico es bajo, desesperado, angustioso, se necesita ese reajuste de nuestra mente para adaptarnos a nuestra nueva situación, que supone vivir sin esa persona.

No olvides que el mundo necesita gente como tú, que sepa expresarse, que sea más auténtica, que no esconda sus emociones y con la que nos podamos identificar sin sentirnos  incómodos.

Si estás triste, no dudes en manifestarla, es una emoción que también tiene su utilidad en nuestra vida. Para ello, no dejes de ver el vídeo siguiente.

Vamos a conocer a TRISTEZA en éste vídeo de la película Del Revés.