NO, NO Y NO. 5 TIPS PARA DECIRLO SIN MORIR EN EL INTENTO

Un día le dejé a mi amiga un libro: ” Cuándo digo No, me siento culpable”, de Manuel J. Smith.

Cuando me lo devolvió me dijo: ” No se si ha sido buena idea leerlo, porque he acabado dejando de relacionarme con alguna gente, pero no se porqué  me siento mucho mejor.”

Los que habéis leído mi post: Mejorando mis relaciones sociales, os daréis cuenta que dije que esta habilidad asertiva la dejaríamos para otro post por su destacada importancia.

Veamos esas técnicas que tenemos a nuestro alcance para “decir No y no morir en el intento”:

1. Disco Rallado:

Consiste en repetir una y otra vez lo que queremos, sin recurrir al enfado o al grito.
Este es el típico caso en el que un vendedor quiere venderte un producto y tu no quieres comprarlo. Lo que haremos será repetir incesantemente: “No, gracias, no gracias, no gracias”, sin tener que poner excusas ni dar más explicaciones.

 2. Autorrevelación:

 Haremos revelaciones de nosotros mismos, nuestros gustos, preferencias, necesidades, sentimientos y emociones.

Sería un ejemplo de ello: “No vamos a ir de excursión, porque seguro que no es interesante” A esto se respondería: “A mi si que me gustaría ir, llevo mucho tiempo con ganas de hacer esa excursión, me gustaría ver y juzgar por mí misma “.

3. Banco de Niebla:

Es la capacidad de no reaccionar ante la manipulación de la otra persona, permaneciendo pasivos ante la misma. Cojo de la conversación algo que sea verdad, y lo reformulo
Ejemplo: Te dicen: “Vas a llegar tarde a la cita que tienes como siempre”, Se puede responder:”Es cierto, voy a llegar tarde, pero cuándo yo vea que es necesario, llegaré antes, no te preocupes”

   4.  Interrogación Negativa:

 Ante las críticas manipulativas de alguna persona no nos ponemos a la defensiva, sino que intentamos realizar otras críticas formuladas por nosotros respecto a las suyas.

Un ejemplo sería: Ante la crítica: ” Que mal te ha salido la comida, cocinas regular”, yo diría contrarrestandola:” ¿te refieres a hoy?, ¿Te refieres a que le sobra algo o le falta sal?. ”

5. Aserción Negativa:

En esta técnica, se trata de aceptar los errores que hemos cometido y hacer frente a las críticas recibidas sin sentirnos culpables o amilanarnos con ello. Mi hijo lo ha aprendido bien: “mamá todo el mundo se equivoca, lo importante es saber rectificar”.
Por ejemplo: Ante la crítica: ” Estás muy despistada, lo pierdes todo”. Una respuesta asertiva sería decir: ” Cierto, yo también lo he notado, estoy muy despistada”.