TU COMPORTAMIENTO ME MOLESTA.

Solicitar cambios de conducta-Estrategias para hacerlo de forma asertiva. 

En el post Mejorando mis relaciones sociales, se dijo que esta habilidad se desarrollaría de forma independiente, ya que es muy necesaria para conseguir ser más asertivos.

Pero entonces, ¿QUÉ ES LA ASERTIVIDAD?

Podemos decir que las personas respondemos a los estímulos externos de tres maneras diferentes, es decir, hay tres estilos de respuesta:

Respuesta Pasiva: Evita expresar su punto de vista y se somete a los deseos y necesidades de los demás sin considerar los suyos propios.

Respuesta Asertiva: Expone deseos y necesidades de una forma lógica y sin contradicciones, sin molestar al otro y expresando su punto de vista.

Respuesta Agresiva: Impone su opinión y necesidades a la fuerza, llegando a molestar a los demás. 

Según Caballo (1997) la conducta asertiva es un conjunto de acciones que realiza una persona para expresar sus sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de un modo adecuado a la situación, respetando las mismas libertades en los demás y buscando resolver y evitar los problemas.

Pues una vez que sabemos un poco la teoría sobre los tres estilos de respuesta, vamos a aprender: Cómo solicitar cambios de conducta.

El modo de hacerlo es muy sencillo, como todo exige un entrenamiento y un aprendizaje. La constancia y el deseo de conseguirlo es lo difícil, pero confío en vuestra capacidad y se que lo conseguiréis.

cambio cta.

Vamos a jugar con los ejemplos que así todo se nos queda de una forma más fácil:

  1. Descripción de la conducta que quiero cambiar: 

Quiero que mi hijo mejore el orden en su habitación y en la casa en general.

Ejemplo:

Mejorar el orden de su habitación,  su ropa, juguetes, material escolar…

2. Expreso mis sentimientos y mis pensamientos al respecto.

Lo hago de una forma concreta y firme, basándome únicamente en la conducta que quiero cambiar (que ordene su habitación).

Ejemplo: Me siento muy relajada y tranquila cuando hay orden en la casa, todos nos sentiremos mejor si cada cosa está en su sitio, por eso para mí es muy importante que colabores en arreglar tus cosas, de esa forma las encontraremos antes y al final podremos compartir más tiempo jugando juntos.

3. Explico como quiero que sea esa conducta. 

También lo hago de forma precisa  y siempre en primera persona.

Ejemplo: Quisiera que comenzaras ordenando los juguetes del salón, y luego los de tu cuarto. Después podrás seguir poniendo en su lugar la ropa y el material escolar.

4. Refuerzo el cambio obtenido por tener consecuencias positivas

Esto se llama feedback o retroalimentación, agradezco el cambio, es decir, que considero el esfuerzo realizado por el niño y le doy “palmadita en la espalda” por ese cambio.

Ejemplo: Lo has hecho fenomenal, me siento muy cómoda en casa. Comprendo el esfuerzo que has realizado, y la recompensa es que ahora tendremos más tiempo para jugar y lo haremos de forma más confortable.

P9273987-001