EL AMOR DE MI VIDA

¿Quién es el amor de tu vida?

El amor entra en el corazón como un soplo de aire fresco y convierte tu cuerpo, mente y alma en un revuelto de emociones difíciles de controlar.

Pero, ¿Qué es el AMOR?

A lo largo de mi vida he leído y oído millones de definiciones de la palabra AMOR, pero todas ellas podrían refundirse en una sola: FELICIDAD.

Me atrevo a conceptualizar el Amor como: Felicidad propia, felicidad de la otra persona y mantenimiento de la propia individualidad.

Es decir, para mi, el amor es rodar JUNTO A una naranja entera en la misma dirección, no quiero a mi lado una media naranja, yo quiero estar completa y jugar con otra persona completa también y como personas plenas que somos necesitamos mantener nuestra propia individualidad.

Existen muchas citas que definen este precepto:

“El amor es esa disposición del ánimo, en que la dicha del otro ser resulta esencial para la propia felicidad.”

Robert Heinlein

“El amor es la unión que permite conservar la integridad y la individualidad propia.”

Erich From

Quiero que el amor en mi vida venga lleno de respeto, no solo hacia el otro, sino hacia mí misma, quiero que me proporcione dicha y felicidad, seguridad, confianza, complicidad, aventura, calma, pasión……

El amor debe basarse en relaciones sanas y deseadas, no sometidas. Jamás debemos permitir que el amor sea una forma de posesión y dependencia. Eso nos alejaría de nosotros mismos, y sin nosotros estamos perdidos.

Hay personas que basan el amor en dos hechos importantes, y nada acertados:

  • La importancia del amor se centra en ser amados, no en amar
  • Lo difícil no es amar, sino encontrar a una persona.
Es decir: ” Si no hace lo que yo quiero, es porque no me quiere, y si no me quiere, es porque me he equivocado de persona”:
¿ Alguna vez has pensado así? Por favor, replantea tu vida y la de tu relación de pareja.

Por eso, para tener un objetivo de vida en pareja, mantenerla y no morir en el intento, hay que centrase en: SER RESPONSABLE DE NUESTRA PROPIA FELICIDAD Y EN LA DEL OTRO.

MANTENER UNA RELACIÓN DE PAREJA SANA Y DURADERA TAMBIÉN SE APRENDE.

El amor no muere si se alimenta, si se riega como a las plantas. Hay que aprender también a adaptarse a los cambios en el ciclo de una relación de pareja.

Se trata de algo muy sencillo: muestra afecto e interés en los problemas del otro, se observador, y aprende a saber y a proporcionar aquello que más le agrada a la otra parte, se asertivo en la petición de cambios de conducta, ofrécele la ayuda que necesita y no dejes de reir y llorar con sus cosas, esto es empatizar.  Del mismo modo, es necesario que también aprendamos a manifestar nuestros deseos y necesidades, problemas y frustraciones, de este modo, facilitaremos que el otro nos de aquello que pedimos.

 ACTITUDES QUE MATAN AL AMOR:

  1. Ignorar el conflicto, mirar para otra parte.
  2. Intentar que sea el otro el que cambie porque se le culpa de que las cosas vayan mal.
  3. Buscar refugio en cosas o personas externas a la relación.
  4. Partir de un concepto del amor erróneo.

Para mejorar las relaciones con tu pareja, hay que reconocer el origen de los problemas, de este modo se afrontarán con mayor garantía de éxito.

ACTITUDES QUE MANTIENEN AL AMOR:

  1. Mantener una comunicación fluida y sincera con tu pareja
  2. Demostraciones de afecto.
  3. Relaciones sexuales sanas y satisfactorias.
  4. Ser responsables de nosotros mismos y de nuestra felicidad, manteniendo nuestra vida privada intacta e independiente de la relación (amigos, familia, compañeros…).
  5. Compartir una misma filosofía de la vida.
  6. Relación equilibrada. (Dar y recibir)
  7. Ser cómplices. Con una mirada, se lo que me está diciendo.
  8. Demostrar admiración al otro.
  9. Huir de la rutina. Haced cosas diferentes.
  10. Buscar situaciones en las que podáis reír juntos.
  11. Tener intimidad.
  12. Buscar tiempo para estar con tu pareja
  13. Pedir perdón y saber compensar y demostrar que es sincero
  14. Manifestar desacuerdo, no conformarse con aquello que  no me hace feliz.