Me quito la armadura

Pensamos que llevar una armadura puesta nos puede ayudar a protegernos, pero realmente no sirve de nada, porque no es nuestro ser esencial el que mostramos, sino la imagen errónea y fría de nosotros mismos.

Las consecuencias de esto me deja desprotegido, porque pierdo la fuerza liberadora de ser yo mismo. Dejas de actuar con libertad y pasas a ser esclavo de esa armadura….y el peso que eso tiene ¿NO ES DEMASIADO?

Te recomiendo que te la quites….que seas libre y te muestres tal como eres…es solo así como la vida empezará a sonreirte y volverás a crecer.