CINE Y RESILIENCIA

Siguiendo al hilo con el post que ayer publiqué, he visto la necesidad de ampliarlo con esta entrada sobre el Cine y la Resiliencia. 
 
En el gran arte del cine, se pueden ver muchos ejemplos de superación de las adversidades y de los problemas. 
 
Este post está dedicado a algunas escenas de cinco películas que nos van a permitir entender un poquito mejor qué es el concepto de Resiliencia. 
 

LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ
 
Mi película preferida de todos los tiempos es “Lo que el viento se llevó”, de Victor Fleming, del año 1939. A lo largo de ella, se mezcla todo un coctel de emociones dispersas, desde la alegría, la rabia, la envidia, la pasión o el orgullo. 
Os dejo este fragmento, sin duda uno de los grandes momentos de nuestra historia.
 

LA QUIMERA DEL ORO:

Otro clásico es “La quimera del oro” de Charles Chaplin, de 1925, en la que Chaplin se come su bota. Me parece de una genialidad impresionante, con una elegancia inimaginable sirve la bota cocida en un plato que previamente limpia con la manga, la cara de sorpresa del compañero de mesa al ver tan raro manjar, y la naturalidad y felicidad que refleja Chaplin al comer su bota.  Esto si que es sacar de situaciones malas lo mejor. 

LA VIDA ES BELLA:

Un ejemplo imprescindible de persona Resiliente, es la de  Guido en La Vida es bella, hermosa película de Roberto Benigni de 1997. En esta escena, Guido traduce a su hijo Giosué el mandato de los soldados, pero lo hace como de un juego se tratase. En un momento terrible como es el de estar en un campo de concentración, Guido consigue sacar la ilusión, la sorpresa, y al alegría en su hijo. Vemos como la creatividad y la imaginación y el humor a veces pueden hacernos fuertes frente a situaciones adversas. 

EN BUSCA DE LA FELICIDAD: 

La felicidad no está en el exterior de mí, está dentro de cada uno de nosotros. No podemos dejar en manos de los demás la decisión sobre la misma. Para ello, Chris Gardner (Will Smith), enseña a su hijo que hay que conseguir aquello que nos proponemos. Es una motivación hacia la felicidad, hacia una vida mejor. La constancia y la persistencia, son dos elementos muy importantes si queremos conseguir nuestros objetivos. Gran película de Gabriele Muccino del año 2006.