Ideas emocionantes para pasar un fin de semana

¿QUIERES SALIR DE FIN DE SEMANA O DE PUENTE Y NO SABES DÓNDE IR? 

Te dejo unas ideas emocionantes para pasar un fin de semana.

Os recomiendo un lugar emocionate para dar rienda suelta a todos vuestros sentidos: el VALLE DEL GENAL.

Concretamente hablaré de GENALGUACIL, el “pueblo museo” lleno de arte por todos los rincones.

20160318_180221

Lo primero que sentí cuándo visité este entorno, fue una sensación de estar perdiéndome en un bosque frondoso y precioso en el que sería imposible encontrar vida humana.

Había mucha niebla, porque era un fin de semana lluvioso. Me gustó estar  en contacto con la naturaleza, paz interior y curiosidad por conocer que sería aquello que la arboleda tenebrosa escondería entre sus ramas.

20160318_175721

Divisamos desde la lejanía un pequeño pueblecito muy pequeñito que destacaba entre tanto verde con el blanco de sus casas, parecido a cualquier otro pueblo de sierra, donde sus casas encaladas contrastan con el paisaje.

20160318_182158

Genalguacil, no es un pueblo.  Es un Museo andante. Lo primero que se ve al llegar es una escultura, y otra y otra. Había arte por todos los rincones, por todas las calles.

botellas

Este pueblecito de la provincia de Málaga de apenas 530 habitantes aproximadamente, forma parte del Valle del Genal, pertenece a la Serranía de Ronda. Tiene casas blancas que cuidan al detalle, con coloridas macetas y flores, cuestas empinadas, calles estrechas y empedradas y gentes amables que detienen su tiempo para hablar contigo sin prisas y con alegría. Sentarse con ellas en algún banco del pueblo y charlar es todo un lujo por vivir.

Los niños juegan en sus callejas, sin miedo a ser atropellados. La tienda es pequeña y acogedora, donde venden un pan riquísimo que hay que encargar el día de antes.

Es un pueblo pequeñito que aún así cuenta con gran oferta de alojamientos. Llegamos al mismo gracias a las indicaciones dadas por Manuel, uno de los dueños del  Complejo Rural Jardines del Visirdonde nos alojamos . La casa era preciosa, cómoda y coqueta, con una chimenea, situada en un enclave perfecto en el centro del pueblo, justo al lado del colegio y con unas vistas impresionantes al Valle del Genal. La atención recibida no pudo ser más hospitalaria. Recogimos las llaves en el Hostal también regentado por esta familia encantadora.

20160318_191157

Las vistas desde mi habitación podéis juzgar vosotros mismos.

20160319_08224020160319_074902

La dueña de la casa y del complejo Rural, Verónica, nos contó las razones de que en ese pueblo haya tanto arte en las calles.

Cada dos años, artistas de todas las partes del mundo se reúnen 15 días en éste enclave para realizar obras de arte, con la condición de que dichas obras se queden en el pueblo.

Este año se celebra el XIII Encuentros de Arte del 31 de Julio al 14 de Agosto de 2016

Salimos a dar un paseo, y los sentidos y emociones comenzaron a brotar. Es un sitio genial para que lo niños amen el arte y se diviertan aprendiendo del mismo en un entorno natural. No tiene desperdicio. Pinturas y esculturas, troncos tallados, fuentes preciosas por cada rincón.

20160318_190009

20160319_123142

El pueblo tiene sus cuestas, nos gustó mucho una escultura de una viejecita que se llamaba: “Estoy hasta el moño de subir tantas cuestas”. Nos reímos muchísimo porque justo eso pensábamos cuándo íbamos subiendo.

20160319_11272620160319_112737

Para motivar a mi hijo, jugamos a encontrar las figuras y pinturas por las calles,  como si de una gyimcana se tratase.

20160319_122430

Me encantó. Un hombre en sillón viendo la televisión con el mando a distancia. Ojalá todo lo que viéramos en la tele fuera un paisaje tan bonito como el valle que hay tras la pantalla de madera.

La escultura que me provocó una gran reacción al verla colgada en un muro de piedra, fue una parecida a un Botero. No me dio sensación de libertad, sino de miedo, parecía que se entregaba al vacío, pero me resultó bonita y curiosa en sí.

20160319_113911

Genalguacil cuenta también con lugares muy acogedores para comer, nos gustaron muchísimo las alitas de pollo del Bar “El Refugio”, y los montaditos de lomo,  con Antonio, el dueño, que rápidamente nos hizo sentir como en casa. Aconsejable sentarse en su chimenea y jugar finalmente un billar viendo el valle.

20160319_141446Otro lugar en el que comimos genial, fue “La Venta las cruces”. Trato cercano, comida muy casera y rica. Su dueño nos dio a probar el vino que él mismo hace. Un lugar muy recomendable. Mi hijo se comió unas patatas fritas con huevos de yema amarilla de gallinas en libertad, que sigue recordando que es el mejor sitio donde ha comido en su vida.  Precio buenísimo y paraje inolvidable.

20160319_162245

El valle del Genal es espectacular para hacer senderos, y como no, aunque llovió no pudimos dejar de andar por sus caminos frondosos.

20160319_170801Finalmente llegamos al río a tirar piedras y a descansar un poco, dejándonos embriagar por el sonido del agua al pasar y por el ruido de las ramas de los árboles, en los que se posan los pájaros alegres y tranquilos.

Y entre tanto yo me preguntaba: ¿CÓMO PUEDE HABER LUGARES TAN HERMOSOS QUE ME HAGAN TAN FELIZ?