SOBREVIVIR A LAS VACACIONES DE VERANO

Sobrevivir a las vacaciones de verano es tan emocionante como la vida misma.

El que está acostumbrado a viajar, sabe que siempre es necesario partir  algún día.  

 Paulo Coelho

Sobrevivir a las vacaciones de verano en familia, aunque suene raro decirlo, es todo un reto ¿no lo crees?

Existen una serie de factores que hacen que las tan deseadas vacaciones de verano se conviertan en un momento estresante, que lejos de lograr relajarnos y renovar energías se vuelven indeseadas y desesperantes.


 

¿Pero porqué ocurre esto, si llevamos todo el año esperándolas? 

Una de las razones por las que las vacaciones no son como esperamos es que nos obligan a pasar todo el tiempo con la familia, caminando en la misma dirección y no siempre con los mismos objetivos.

Pasamos el resto del año en el que cada miembro de la familia se dedica a su trabajo, estudios, llevamos ritmos diferentes, hay objetivos distintos y nos relacionamos con otras personas. En vacaciones esto no ocurre así, sino que la única convivencia, en la mayoría de los casos es solo con tu familia, día a día.

Otra de las razones, es que está comprobado que los primeros días de las vacaciones hay que ir aprendiendo poco a poco a desconectar del trabajo, por lo que la nueva situación de ocio tiene su tiempo de adaptación y los últimos día ya estamos pensando en la vuelta al trabajo, por tanto, la conciencia de estar de vacaciones y desconectar del todo se va reduciendo.

Otra de los motivos estresantes es cuándo nos empeñamos en cargar el equipaje de objetos innecesarios que nos restan armonía y tranquilidad y nos regalan más trabajo del necesario. Por ejemplo si vamos a la playa, cargamos con sombrillas, sillas, juguetitos acuáticos, las bicis…que hacen que la preparación y carga del coche se haga interminable, con lo que ya salimos de vacaciones con un nivel de estrés elevado, más todo lo que viene después, descarga, ordena….y vuelve a recolocar cuándo vuelves de las vacaciones.

Por no hablar de los navegadores o GPS, que a veces tienen vida propia.

¿No os ha pasado que a veces el GPS te estresa más que el mapa típico que hemos usado siempre?

No dejes de leer el post de emocionesenlaweb: Viajar para vivir, vivir para viajar porque te dará algunas nociones básicas de lo necesario del viaje para mejorar y desarrollarnos personalmente.

Os voy a dar algunos consejos para que vuestras vacaciones del verano de este año sean un poco más relajantes.

RECOMENDACIONES PARA TU MERECIDO DESCANSO VACACIONAL:

1. Planifica el viaje.

Realizar una planificación no significa que tengas que hacer todo aquello que has planificado, de modo que no te sientas frustrado si no consigues ver todo lo que te habías propuesto.

2. Reduce tu equipaje.

Lleva en tu equipaje únicamente lo estrictamente necesario, ve eligiendo lo más urgente y elimina aquello que llevas tiempo sin usar en casa.

En éste blog de viajes encontraréis 7 tips para viajar liviano pero con estilo

3. Desconectar para conectarse

Deja todo organizado en el trabajo o en las tareas cotidianas de forma que desconectar sea mucho más fácil y rápido, esa es la mejor forma de empezar a conectar con uno mismo y con las personas con las que viaja.

4. Aprende a comunicarte para ponerte de acuerdo.

Asumir desde un primer momento que viajar puede crear discrepancias y diferentes puntos de vista, ayuda a estar preparado cuando esto ocurre. Recuerda que todas las opiniones son válidas y todas pueden llevar a experimentar experiencias extraordinarias. No quieras siempre llevar la razón, y tampoco te dejes llevar por nadie, exponer tu punto de vista puede ser muy liberador.

5. Viaja de forma diferente a como vives el día a día.

“Cuentan que, en una ocasión, un grupo de aborígenes australianos tomaron un avión para asistir a un congreso lejos de su tierra. Recorrieron cientos de kilómetros en muy poco tiempo y cuando llegaron a su destino se sentaron. Los que les acompañaban, más acostumbrados a volar, les preguntaron qué les ocurría y uno de ellos les contesto: “Nuestros cuerpos han llegado, pero tenemos que esperar a que lleguen nuestras mentes”. 

Esta historia está cogida de la revista 20 minutos: Turismo lento, nuevo concepto de calidad

Vivir día a día nos genera estrés porque lo hacemos a una velocidad de vértigo. Aprovecha las vacaciones para viajar más lento, disfrutando de lo que visitas y vives, conociendo a gente y dedicando tiempo a hablar con lugareños, de esta forma tu viaje será mucho más enriquecedor. No te obsesiones por ver, ver y ver, sin detenerte a sentirlo.

Ha surgido el nuevo movimiento “Slow turismo”, en el que las agencias de turismo ofrecen viajes a un ritmo lento.

ENLACES A PÁGINAS QUE OFRECEN EXPERIENCIAS DE “SLOW TURISMO”: 

Viajandolento

Universovivo

Diario del viajero

Elhuertodelobras.com

Viajealasostenibilidad

Unplaninfinito